1/12/11

Sentido de responsabilidad y Austeridad

El sentido de responsabilidad impone la austeridad como instrumento de gestión que, necesariamente,implica el recorte de todos los gastos superfluos, el adelgazamiento de la Administración para optimizar sus recursos, la reducción de 50 diputados en el Congreso y el plantear el desmantelamiento del Senado en su actual formulación, y, sobre todo, el cumplimiento de los objetivos del déficit fijado por la Unión Europea. El sentido de responsabilidad, en estos momentos de absoluta quiebra, impone fortalecer España, mediante la primacía de los textos legales fundamentales y la aplicación, entre otras, de la ley de Banderas.

Nuevas dependencias del Palacio de la Moncloa desde donde se supervisa el futuro de España

El sentido de responsabilidad ha de establecer la gobernabilidad y la regeneración democrática con la eliminación de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, fundaciones y ONGs sin otras finalidades que el servicio a los amigos y conocidos y las de practicar “turismo solidario”. Regeneración democrática que optimice el voto por correo, qua acabe con los privilegios de los políticos y que perfeccione la ley electoral.

El sentido de responsabilidad es dejar los reproches y dejar de acudir a notarios para obligarse a cumplir lo que se promete, es dejarse de discusiones bizantinas entre derechas e izquierdas y ponerse a trabajar y aprobar presupuestos y leyes que cerquen al desempleo y reduzcan la frustración, el desánimo y la pobreza de millones de familias.

El sentido de responsabilidad es desburocratizar y eliminar trámites y papeleo para impulsar decididamente la actividad económica, y dejarse de historias y de “collonades” que diría Josep Pla.

El sentido de responsabilidad son acuerdos, pactos firmados, son proyectos presentados al Congreso, Parlamentos o Cortes para discutir su texto, y al final ser aprobados o rechazados.

El sentido de responsabilidad ha de buscar la concordia entre los españoles con la superación del enfrentamiento ideológico, con la promoción de los consensos y con la recuperación de los valores que han sido consustanciales en el tiempo como son la defensa de la vida y la abolición de la pena de muerte ampliamente entendida; es decir, no a las sentencias de muerte judiciales, no a las sentencias de muerte de los grupos terroristas, no al aborto ni a la eutanasia.

El sentido de responsabilidad ha de defender la independencia de la Justicia y de los medios de comunicación públicos, mediante la modificación del sistema de designación de los jueces, con el fin de la presión ejercida sobre las magistraturas y con la neutralidad informativa.

El sentido de responsabilidad ha de implicarnos en una política exterior que enraíce los vínculos con la Unión Europea, Hispanoamérica y que restablezca las relaciones perdidas con el resto del mundo. Una política exterior que condene expresamente a los dictadores, que les deje sin protección, y que muestre firmeza ante ese foco de problemas inducidos que constituye Marruecos.

Es la hora de la exigencia y, por tanto, de las reformas impopulares como único medio para salir adelante en la perspectiva del crecimiento futuro. Un camino muy difícil que tendrá que superar toda la agitación social y política que ya se está gestando en estos mismos momentos.
Leer más...

25/11/11

El legado de Zapatero: la irresponsabilidad

En el decurso de la historia en cuantas ocasiones ha gobernado el socialismo éste ha hundido a España. En las tres últimas décadas, como antes sucediera con Largo Caballero y compañía, Felipe González estableció nuevas marcas de caos y corrupción, ampliamente superadas por José Luís Rodríguez Zapatero y la comparsa cejuda y perroflauta que le ha acompañado en su periplo de Gobierno.

Navarredonda reconvertida en la aldea de Asterix resiste la presión de las legiones matritenses de Esperanza Aguirre

Pero, como no hay mal que cien años dure, el 20-N el Pueblo español, en votación libre, hundió políticamente a los amigos de la mentira, a los impostores. Sin duda alguna, la España emergente ha hundido al socialismo en votos y en escaños hasta el punto de hacerlo desaparecer del mapa en algunas comunidades como la de Madrid, donde sólo se ha impuesto en dos de los 179 municipios de la comunidad: Navarredonda, o en Fuentidueña del Tajo, en la linde con la provincia de Toledo. Vuelco histórico en Andalucía y Cataluña, donde CiU ha confirmado la debacle socialista. IU y UPyD se alimentan del voto de castigo a los socialistas, mientras Extremadura reafirma su apuesta por el PP y hunde, aún más al PSOE.


Los españoles han condenado en las urnas a quienes los engañaron y los traicionaron; a quienes se avergüenzan del Himno y la Bandera nacional; a quienes, aberrantemente, les dejan a los pies de nacionalistas e independentistas alegando que el concepto Nación era discutible; a quienes se doblegan ante el terrorismo y lo institucionalizan; a quienes han llevado a las listas del paro a más de 5 millones de ciudadanos; a quienes criticaron la guerra de Irak y niegan la guerra de Afganistán, donde nuestros mejores soldados luchan y mueren; a quienes, cínicamente, negaron la crisis económica, vieron brotes verdes y continuaron derrochando el dinero de todos entre sus amigos y conocidos, a través del BOE y de otros diarios oficiales, mediante subvenciones y una extensa red de corrupción.

Rodríguez Zapatero aparece rodeado de miembros de su Alianza de Incivilizados. alguno de ellos puesto fuera de combate por su propio pueblo

Los españoles han hundido a quienes impidieron conocer la verdad sobre el 11-M; a quienes desairaron públicamente la bandera norteamericana en un desfile y, a cambio, se hermanan en su Alianza de Civilizaciones con dictaduras de todo pelaje como las de los hermanos Castro, Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega, Ahmadineyad o Gadafi; a quienes adoctrinaron a los niños en las escuelas públicas mediante la asignatura Educación para la Ciudadanía, burdo remero de la antigua FEN del franquismo; a quienes pretendieron que el Estado ocupara el lugar que corresponde a los padres en la formación de sus hijos, mientras los “purísimos adoctrinadores” envían a sus hijos a carísimas escuelas particulares.

La España que no se resigna y lucha con ilusión ha determinado sus expectativas, sus esperanzas para salir de la crisis, con el permiso para que se forme un Gobierno firme, que no vacile y que recupere el orgullo de ser Español sin más dilaciones.

Adiós al pensamiento correcto y único

Expulsado del poder local, del poder autonómico y del poder nacional el PSOE se prepara para trasladar su capacidad de intimidación a la opinión pública. Aparentemente, la izquierda acepta la derrota, pero, a las pocas horas, ya está empezando a torpedear el cambio, con presiones desde el gobierno en funciones del que disponen, con medidas y subvenciones propias de sus absurdas, sectarias y retorcidas ideologías que se imponen sobre toda lógica y razón. EL PSOE de forma más sibilina, Cayo Lara de IU llamando a tomar la calle, mientras, en la noche electoral, las bases de ICV le gritan a las pantallas donde aparecía Duran Lleida: “No seràs ministre, ho volies ser, però no ho seràs”. CCOO y UGT se muestran más dialogantes habida cuenta de su dependencia absoluta de las subvenciones públicas para sobrevivir y pagar los caprichos de sus cúpulas dirigentes.

Esencialmente, a través de El País, auténtico BOE del progresismo vividor, y de Público, auténtico TBO del rojerío más subvencionado del mundo, un grupito de intelectuales y periodistas han ejercido fielmente de comisarios políticos al servicio del gobierno del PSOE. La autoridad simbólica derivada del supuesto conocimiento científico y políticamente correcto de este grupito ha constituido el verdadero opio para el pueblo español. Años de pensamiento único y correcto, en los que la intelectualidad del ya extinto régimen, desde su incoherencia política se ha negado a denunciar las tendencias totalitarias que éste imponía a la sociedad, sin importarles si éstas constituían, o no, una aberración moral.

Tras el 20-N, Concha Velasco, Almodóvar, Joaquín Sabina, Ana Belén, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat, Juan Diego Botto y Juan Echanove, José Manuel Caballero Bonald, Almudena Grandes y Luis García Montero, Ignacio Ramonet, José Antonio Martín Pallín y Carlos Jiménez Villarejo, entre otros, se estiran los pelos, de nada les sirvió a los de la Ceja reconvertirse en los Ojala que suceda.

En estos ochos últimos años, el gobierno ha dispensado una enorme proyección a la intelectualidad de izquierdas para que le sirvieran de correa de transmisión de sus consignas ante los miles de personas que creían en ellos a pies juntillas y para que trataran de convertir a sus votantes en zombis. Intelectualidad de izquierda, coaligada y cohesionada por las cientos de millonarias subvenciones económicas de las que han disfrutado, para elaborar toda una mitología fantástica y fanática que sirviera de cobertura a los comisarios políticos y de apoyo a la corrupción sectaria; para prestar su apoyo incondicional a las quimeras de ZP; para mirar a otro lado cuando de la defensa de la vida se trataba. Abstención y ceguera ante la corrupción ha sido su actuar en este período.

Unos años en que la intelectualidad demócrata, sumida en la impotencia, veía como un imposible mejorar la sociedad mediante denuncias directas contra el régimen. Inasequibles al desaliento han emplazado a la intelectualidad de izquierda, la del régimen de ZP, y han ido desmontando todos los mitos de la izquierda occidental y han erosionado la base sobre la que se despliega toda la acción marxista: la cuchufleta de la revolución, a la que juegan los niños de papá disfrazados de parias de la tierra levantando el puñito y dibujando hoces y martillos fuera de contexto desde que se desmoronó el imperio de los soviets allá por el 1989. Han puesto el dedo en la llaga en su lucha contra el totalitarismo, un compromiso ineluctable de los intelectuales demócratas, una lucha que no ha estado compartida por los intelectuales de izquierda, prestos siempre al mayor servilismo.

La irresponsabilidad: su auténtico legado

El principal legado del régimen socialista de José Luís Rodríguez Zapatero ha sido el de la irresponsabilidad. Una irresponsabilidad ante los indicadores económicos que marcaban hacia dónde caminaba España. Una irresponsabilidad caracterizada por el empeño en seguir los caprichos momentáneos que reflejaban las encuestas, sin afrontar los problemas estructurales del país y sin orientarse por el bien común, sino tratando de resolver los problemas internos y de la crisis política con reformas de las leyes sin el más mínimo sentido jurídico. Una irresponsabilidad que ha obligado a Europa a sustituir a las propias instituciones, para preservar el futuro de España y de la misma Europa.

Una irresponsabilidad que comporta mentiras y manipulación, que considera al adversario un enemigo a batir, que divide a la sociedad entre buenos y malos. Una irresponsabilidad que no comporta impulso reformador alguno. Una irresponsabilidad que sustituye a los partidos por el liderazgo, dejando a éstos sin más función que la represiva propia del comisario político. Una irresponsabilidad que les hace aferrarse al pasado y a momias, como Felipe González o Alfonso Guerra, que en sus tiempos también hundieron a España. Una irresponsabilidad mantenida sobre el chollo sindical, que ha guardado sepulcral silencio en estos años a cambio de miles de millones de euros anuales.

ETA, siempre enmascarada y en mofa permanente a sus víctimas, trata de poner al Estado al servicio de sus intereses

Una irresponsabilidad que se convierte en perversidad cuando tergiversa el lenguaje, cuando deja la iniciativa en manos de una ETA, colocada en las instituciones, que quiere negociar premios para sus terroristas y sus presos, y que trata de blanquear la criminalidad Batasuna.

Una irresponsabilidad que ha tenido en la propaganda y en la agitación social sus armas predilectas para arrojarlas contra la oposición y proceder al revanchismo ideológico insuflando un laicismo agresivo, una ley de memoria histórica y una asignatura como Educación para la Ciudadanía, absolutamente sectarias, la desmembración de España sin tener una idea de Estado.

Una irresponsabilidad cuando deja minados todos los terrenos económicos y sociales para que el que venga que arree. Millones de euros para la Alianza de Civilizaciones, para la guerra de Libia, para un cine que nadie ve, para la Memoria Histórica, para Colectivos Homosexuales a lo largo y ancho del mundo. Una irresponsabilidad cargada de prejuicios contra la familia, contra la Iglesia y contra toda entidad, institución u organización que se atrevía a disentir, a quienes se les lanzaba su archisubvencionada “Brunete mediática”.

Una irresponsabilidad que ha dejado sin crédito alguno en Europa y en el resto del Mundo, donde se puede secuestrar libremente a ciudadanos españoles sin que haya una respuesta adecuada ante la piratería o el gangsterismo terrorista. Una irresponsabilidad que lleva a retirarse de una guerra en la que se ejercían funciones auxiliares para implicarse en acciones militares en otras varias. Una irresponsabilidad que ha legitimado dictaduras de todo tipo. Una irresponsabilidad que ha conducido a la manipulación de las cuentas públicas y a la invención de las cuentas del sector privado, especialmente las del subsector bancario y crediticio. Una irresponsabilidad que ha derivado en la imposición europea de las políticas internas.

Una irresponsabilidad que ha llevado al mantenerse en el poder como su único haber político, y al precio que sea. Aunque éste fuera el deterioro de la política, de las instituciones o del poder judicial. Una irresponsabilidad que ha politizado la justicia, la policía y muy especialmente el Ministerio Fiscal. Una irresponsabilidad que ha llevado a la legitimación de la corrupción de los propios, de sus amigos y parientes. Una irresponsabilidad, en consecuencia, que ha impuesto una disminución de los derechos y de las libertades, con recortes en los presupuestos nacionales de Sanidad, con la reducción de los salarios de los empelados públicos, con la congelación de las pensiones y con una cifra de desempleados que superan los cinco millones, aunque para ello se hayan eliminado del cómputo a amplios colectivos en paro. Un legado nefasto ante el cual el sindicalismo de clase y la izquierda, la clásica y la perro-flauta, permanecen en silencio sepulcral y echando balones fuera.

Al nuevo gobierno, la izquierda sindical y política y los nacionalismos excluyentes no le piensan dejar ni un segundo de descanso. Al mayor partido de la nueva oposición, en dura batalla campal por su control interno y en plena descomposición, le va la vida en ello.
Leer más...

13/11/11

Balance de la campaña del cambio

En un balance de la campaña de estas elecciones trascendentales en las que se debate cambio o continuidad, en la que existe la posibilidad de un nuevo gobierno que gobierne y no aquél gobierno que ha gobernado, durante ocho años, como si estuviera en la oposición. Podríamos decir que, ante el previsible cambio, el PSOE trata de inducir al voto del miedo. ¡Qué si quitarán la prestación de desempleo, la sanidad, la educación! ¡Qué si volverán a dejar fumar a la gente! Para ahondar aún más en esa dinámica del miedo, Rubalcaba ha recurrido a desempolvar a las momias del socialismo contemporáneo. Así, en los mítines aparecen los de la pana y los descamisados, y los Ojalás porque los Cejudos han ido abandonando. Con ellos o sin ellos, ni una sola idea de su propio programa, eso sí desinformar sobre los programas de los contrarios, como si la sociedad española fuera incapaz de discernir por sí misma. En el debate televisivo, pasaban los minutos con lentitud como en la novela El Jarama de Sánchez Ferlosio, al cabo de un largo rato, Rubalcaba arremete contra Rajoy y le espeta: “Ahora, el que miente es Usted”, con lo que indicaba a toda la audiencia que él se había pasado mintiendo en todo momento.

Quédense con las caras de este inolvidable sexteto, caracterizado por la ausencia de valores y por llevar a España a la quiebra

Como en anteriores elecciones, recurren a la manipulación sistemática contra el adversario, siguen sin reconocer el estado de quiebra que han dejado allá donde han gobernado, siguen intentando otro “golpe de estado” en la calle en el día de la jornada de reflexión, siguen sembrando la semilla de la discordia y el enfrentamiento para arañar unos miles de votos. En fin, consideran al conjunto de los españoles como párvulos susceptibles de ser adoctrinados por su determinismo mecanicista y sus historietas de buenos y malos.


Y qué decir de esa izquierda patética que es IU, con su desesperado recurso de parapetarse tras el 15-M a la espera de recoger migajas del PSOE. Ambos han mostrado en el ejercicio de sus gobiernos que son incapaces de la más mínima austeridad. No han reparado en gastos si de dinero público se trataba, por eso recurren en sus mensajes a falacias como la de Inversión o Recorte. Señores de la izquierda, llevan años confundiendo el gastar con el invertir. Preferentemente, ustedes han gastado antes que invertir en algo más que no sean rotondas y carteles que cuestan más que las obras anunciadas. Han sobredimensionado todo el sector público contratando cientos de miles de personas según su carné político o sindical, y sin mediar ninguna prueba objetiva de selección, y siguen contratando “comisarios políticos” incluso una vez sobrevenida la recesión. Ustedes han creído que la misión de la sociedad era acudir en auxilio de sus ingentes emisiones de deuda, que pocos quieren, o pueden, adquirir y, por eso, obligan a la Banca española a comprarla e imploran al BCE que suscriba emisiones enteras para alargar, aún más, su agonía. Una incapaz acción de gobierno que ha creado las condiciones para el “sálvese quien pueda” con una corrupción llevada a la máxima expresión, al tiempo que nuevas leyes imponían servicios a prestar por comunidades autónomas y ayuntamientos, sin facilitarles dotación presupuestaria ni otros recursos para desarrollarlos.

La comparsa chantajista

La acción de los nacionalistas, -en especial los nacionalistas catalanes-, se centra en esta campaña en el insulto. Eluden reconocer que el pujolismo fue quien inició el declive de Cataluña, si bien cacarean que el tripartito se encargó de darle la puntilla. Nerviosos, los líderes nacionalistas han optado por recurrir al insulto durante la campaña. Insultos xenófobos de Duran Lleida, de Artur Mas o de Jordi Pujol. El caso Duran Lleida no deja de sorprender a algunos, por el racismo implícito de sus bravatas y por el resto cansino de su mensaje.

Por más que digan los nacionalistas, seguimos pensando que, por ejemplo, los impuestos los pagan las personas –físicas o jurídicas – no los territorios. Que, única y exclusivamente, son las personas las susceptibles de derechos y obligaciones. Que, por tanto, los ciudadanos sometidos al régimen impositivo común pagan lo mismo en Barcelona que en Cádiz, en Coruña que en Valencia, en Gijón que en Almería, en Zaragoza que en Gerona, en Madrid que en Sevilla, en Toledo que en Badajoz. Otra cosa serán los recargos de los tramos autonómicos. Otra cosa es el lugar de la recaudación impositiva y el lugar de la verdadera imputación de esa recaudación. Otra cosa sería la recaudación aduanera y, nuevamente, su imputación al lugar que corresponda. Y así podríamos seguir… hasta ver que ni unos pagan tanto, ni otros tan poco. Y de cómo unos se apropian del IVA que pagan otros. Y de cómo cientos de miles de residentes del resto de España pagan IBI, tasas de recogida de basuras, electricidad, agua, gas en Cataluña. Y podríamos hablar de ese engendro de la Agencia Catalana del Agua que obliga a duplicar el recibo del agua –se paga a la empresa del agua y a dicha Agencia-, para recaudar miles de millones de euros que se pierden por cauces ignotos. La Agencia Catalana del Agua ha tenido que reconocer unas pérdidas de 1.700 millones de euros, de momento.

¿Cuánto tiempo podrá permanecer ese deseo?

En la marca electoral Amaiur está ETA y su entramado, EA, Alternatiba y Aralar. Amaiur es el nombre que utilizaron tres comandos sanguinarios de ETA. Y quienes apoyan esta coalición siguen empeñados en sus acciones de acoso de baja intensidad sobre candidatos de otras organizaciones, sobre militantes o simpatizantes de opciones contrarias. No están dispuestos a desprenderse de su espada de Damocles. No obstante, dicen que Amaiur quiere “referencialidad vasca” en la política para que sus votos sean “un boomerang” “en unas elecciones (las generales) que nunca deberían haber existido”. Aseguran que “No participarán "en la gestión del poder que nos niegan", pero buscaran complicidades "en la institución y fuera de ella” “con otras fuerzas soberanistas y de izquierda en nuestra labor en el Estado y en Europa”. Se relacionará con catalanes, gallegos, IU y Equo. Con el PNV sólo buscarán acuerdos si lo exige la dinámica parlamentaria.

Todo ello de acuerdo con su “Hoja de ruta”, para un nuevo escenario y para "aprovechar la situación para superar definitivamente un conflicto político", que incluye los objetivos de la alternativa KAS (Koordinadora Abertzale Sozialista) de 1976. Sólo tratarán en Madrid temas de política penitenciaria, de la situación de “sus víctimas”, de la “vulneración de sus derechos” o de “la legalización de partidos”. Actuará para "demostrar la propia incapacidad innata del Estado para resolver los problemas vascos”. Actuará contra el núcleo duro del PP y contra la presencia de las fuerzas de seguridad del Estado y el Ejército, que han garantizado la vida de los ciudadanos del País Vasco contra la acción de los terroristas en los cincuenta años de plomo y muerte. Para ello tendrán una presencia constante en el Congreso de Diputados, donde confían tener 6 Diputados, de acuerdo con su extrapolación de resultados de las pasadas elecciones forales y municipales. La última encuesta del CIS otorgaba 3 escaños a Amaiur, los mismos que al PNV y por debajo del PSE (7) y el PP (5).

¿Será real su apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas? ¿Amaiur será un nuevo totalitarismo estalinista, y, como todo independentismo, aspirará a expandirse al estilo nazi por Navarra, Cantabria y Rioja?

Ilusión por el cambio

Buena parte de la sociedad española está por un cambio que permita formar un gobierno fuerte que no acceda a los chantajes de determinadas ideologías. Se percibe en la calle, en los argumentos que se exponen en público y en las motivaciones de las personas en los lugares de trabajo, un ámbito tabú en donde antes, por prudencia y miedo, se silenciaba las intenciones de votos hacia determinadas opciones. Existe ilusión en aquellas personas en cuya comunidad la presión nacionalista asfixia a la sociedad en su conjunto.

Sí, se percibe en el ambiente un hartazgo hacia esos mensajes del enfrentamiento permanente, emitidos por esos políticos irresponsables, vividores profesionales. Fíjense que, en la mayoría de los casos, cuanto más exabruptos suelta un político y su camarilla, cuantas más veces invoca el nombre de su territorio y cuanto más se enroca en “su bandera autonómica” mayor es su inmersión en la corrupción más burda.

La sociedad española en su conjunto espera un cambio, y no precisamente en el sentido perroflauta, sino en el sentido de una España plural, en la que se pueda recibir una educación de calidad, sin imposiciones de lengua, en la que los padres puedan decidir lo que quieren para sus hijos sin la intromisión dictatorial del Estado, en la que éste no adoctrine ideológicamente a los alumnos, en la que no se condicione lo que se quiere expresar, lo que se quiere decir, con la excusa de la corrección lingüística. Una educación en la que el valor de la vida y de la dignidad de las personas esté por encima de coyunturas políticas.

Urge recuperar la libertad enajenada y ocultada por tantos banderines y tantos zánganos y ladrones que los enarbolan.
Leer más...

18/10/11

Matanzas de cristianos en Egipto

La acción del ejército egipcio y de los baltaguiya contra los Coptos no ha sido una acción aislada contra el cristianismo. Ha sido una acción perfectamente planificada por un radicalismo islamista que, tras las primaveras árabes, ha incrementado sus acciones hasta superar ampliamente a los gobiernos de transición.

Aspecto parcial del funeral celebrado el 10 de octubre en la Catedral de San Marcos en El Cairo

La matanza de cristianos continúa imparable en buena parte del mundo. Especialmente hiriente es el caso de Asia Bibi, sistemáticamente maltratada en cárceles de Pakistán, por el único delito de su fe cristiana, por la cual ha sido condenada a muerte. Shazbaz Bhatti, ministro de Minorías de la República de Pakistán, fue asesinado el pasado 2 de marzo por islamistas fanáticos, por su condición de cristiano católico y por defender la inocencia de Asia Bibi. O el caso de Youcef Nadarkhani, ciudadano iraní de 34 años, condenado a muerte en la provincia de Gilan por profesar la fe cristiana.


Tanques contra manifestantes

Los disturbios del domingo día 9 de octubre comenzaron cuando el ejército egipcio reprimió violentamente una manifestación de cristianos coptos en protesta por la quema de una iglesia en el sur del país, en Edfu -provincia de Asuán-. La intención de los coptos era manifestarse frente a la Radiotelevisión Estatal, pero la acción militar se justificó “en previsión de que fuera amenazada la seguridad del edificio”. El saldo de muertos fue de 25 y más de 300 cristianos heridos de cierta gravedad. Cráneos hundidos, extremidades aplastadas y cuerpos deformados. Los coptos, a pesar de la estrategia de los radicales islámicos, aún representan más del diez por ciento de la población aunque están siendo exterminados sin tregua alguna.

Los coptos acusan a las fuerzas de seguridad y a las bandas de matones (baltaguiya) de atacarles y de ser los autores de esta matanza planificada. El Ejército se personó con tanquetas y balas en la recámara, precedido por una turba organizada, armada y traída en taxis que la emprendió al grito de: «Islam, islam, islam».

La Iglesia copta, cuyo significado es “egipcia”, surgió de uno de los cismas de la Iglesia ortodoxa y adoptó como patrono a San Marcos, fundador de la Iglesia de Alejandría. Con más de dos mil años de presencia en Egipto, la historia de los coptos es una historia de sufrimiento. Han padecido la matanza de un millón de personas en el año 284 bajo el terror de Diocleciano. 1727 años después dicen con orgullo: ¡¡¡Y sobrevivimos!!! Desde el siglo XV, cuando el imperio Otomano triunfa sobre el Imperio Romano de Oriente, se ha ejercido la represión contra ellos. Represión recrudecida desde 1960, tras las reformas impulsadas por el entonces presidente Gamal Abdel Nasser, que hizo disminuir gradualmente el porcentaje de coptos. En los años 70 del siglo XX sufrieron el acoso del fundamentalismo islámico y del propio gobierno egipcio. A los coptos que poseían tierras e industrias se les expropiaron y fueron redistribuidas por el Estado. Entonces, parte de los coptos representaban la elite cultural y defensora de las libertades.

Shenuda III, el papa copto que el 10 de mayo de 1973 firmó una declaración conjunta con el Papa Paulo VI

En 1973, el papa copto Shenouda III firmó con Paulo VI la Declaración Cristológica Común. En 1981, bajo el mandato de Anwar el-Sadat, el papa copto Shenouda III fue aislado, en calidad de detenido, en un monasterio en el desierto. Con Mubarak en el poder, el papa copto fue liberado sin que eso significara la igualdad entre musulmanes y cristianos, ya que los coptos fueron excluidos de las instituciones públicas. Tras la caida de Hosni Mubarak, la inestabilidad política toma visos de persecución religiosa, puesto que los coptos han sido excluidos del nuevo poder legislativo egipcio que, en las próximas semanas, deberá conformar y someter a votación pública la nueva Carta Magna. Para la profesora de la Universidad de Cambridge, Maha Andel Rahman, "la discriminación sistemática contra los coptos ha sido común en algunas áreas, como la exclusión de altos cargos militares y de gobierno".

De hecho, aún hoy permanecen leyes que marcan una diferencia notable entre las feligresías, como los costosos y difíciles permisos que necesitan los cristianos para levantar sus templos, o la prohibición que tienen de divorciarse si no se declaran conversos al islam, o la escasa participación de los coptos en los cargos públicos.

En una ceremonia funeral presidida por Shenuda III, el papa de la congregación copta, y celebrada el 10 de octubre en la Catedral de San Marcos por los 25 cristianos asesinados se mostró la unión de la comunidad copta, que expresó su rechazo a la junta militar que gobierna el país desde la caída de Hosni Mubarak y exigió la renuncia del mariscal Husein Tantaui.

Féretros de cristianos coptos asesinados en El Cairo

Esa misma mañana del funeral, los coptos se concentraron en el hospital al que fueron trasladados gran parte de los más de 300 heridos por la acción de la Fuerza Pública, levantando la voz contra los tanques de guerra que aplastaron a algunos de sus hermanos y contra los soldados que les dispararon. Testigos presenciales hablan de cadáveres tirados al Nilo por parte de los soldados. La jerarquía copta decretó tres días de luto, ayuno y rezo.

Debido a la ferocidad de la represión más de 10.000 coptos han solicitado este año un visado para residir en países como Canadá, Estados Unidos y Australia, Reino Unido o Francia. El actual éxodo egipcio nos recuerda el genocidio del pueblo armenio cometido por parte de Turquía.

El espejismo de la plaza Tahrir en El Cairo

El 2011 se inició en Egipto con matanzas de coptos, que se han ido sucediendo a lo largo de todo el año. Cuando comenzaron las revueltas de enero y febrero, muchos coptos sintieron que “cada minuto era una vida entera” en un Egipto unido.

El símbolo de la revolución de la plaza Tharir, que ocupaba las paredes de las calles, poco a poco, se ha ido diluyendo con los ataques a la comunidad cristiana

“Un espíritu imposible de atrapar” en aquellos días inciertos para los coptos y para los conversos al cristianismo. Esperaban igualdad religiosa y se han encontrado que el Estado no acepta las conversiones al cristianismo y que el Tribunal Supremo ha confirmado la falacia de que “el Islam es un perfeccionamiento del cristianismo y deshacer una perfección es un ultraje”. Así, el converso al cristianismo debe pasar prácticamente a la clandestinidad, se ven obligados a cambiar de casa continuamente al ser víctimas de amenazas, especialmente de los salafistas, quienes las asaltan, saquean su interior e incendian el mobiliario. Hacer pública la conversión suele comportar meses de cárcel e interrogatorios por parte de la seguridad del Estado, con la aplicación de tandas de azotes y de descargas eléctricas. Si los conversos tienen hijos, sus familiares musulmanes pueden pedir la custodia de los mismos.

El Cairo, barrio de Mokattam, un gueto donde los cristianos coptos se mantienen en permanente alerta

Barrios enteros de cristianos viven en El Cairo de recoger basuras y alimentar marranos.

Tras las revueltas, los medios de comunicación no han sabido estar a la altura y se han comportado irresponsablemente aireando las voces radicales. De la política de aislamiento se ha pasado a la de discriminación y la desesperanza de musulmanes moderados y de los cristianos ha crecido. "Los Hermanos Musulmanes han prometido imponer la sharia y los salafistas expulsar a quien se oponga a un Egipto musulmán", añade el abogado Peter Ramses al Nagar, gran batallador de la libertad religiosa. Al margen de ellos quedan los musulmanes moderados y los coptos.

El 26 de junio de 2011, el secretario general de Amnistia Internacional (AI), Salil Shettyse se reunía con el general de división Abdel Fattah al Sisi, jefe del Departamento de Inteligencia Militar y miembro del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, y con el viceprimer ministro egipcio, Yehia El Gamal. Amnistia Internacional planteó la necesidad de garantizar el rendimiento de cuentas por los abusos en las detenciones y en las actuaciones policiales, como las pruebas de virginidad forzadas que se realizan para proteger al ejército de posibles denuncias de violación, así como la adopción de medidas positivas como la puesta en libertad de personas en régimen de detención administrativa, como la supresión de la legislación de excepción, de los juicios de civiles ante tribunales militares.

El general Abdel Fattah al Sisi explicó la necesidad garantizar la justicia social y de cambiar la cultura de las fuerzas de seguridad e indicó que se han dado instrucciones de no emplear la violencia contra los manifestantes y que se protejan a los detenidos frente a los malos tratos. Las víctimas de abusos –dijo- deben presentar su denuncia ante el fiscal militar y también pueden publicarla en la página de Facebook del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. El viceprimer ministro Yehia El Gamal ha apoyado la inclusión de salvaguardas de derechos humanos en la nueva Constitución y que se indemnice a las víctimas de abusos durante el levantamiento.

Tres meses después se produce una nueva masacre del ejército contra los coptos.

El editor del semanario copto Al Watani, Yusef Sidhom, en declaraciones a la BBC aseguró que “Se puede describir el problema como si fuéramos ciudadanos de segunda clase”. "En las tres últimas décadas ha habido una serie de agravios que afectaron los derechos ciudadanos coptos, en parte por una legislación desigual y por las actitudes oficiales opuestas a que seamos nominados en puestos ejecutivos del Estado o como candidatos en elecciones políticas", explicó Sidhom desde su oficina en el centro del Cairo.

Gobiernos occidentales, como el de EE.UU. y la Unión Europea, han condenado la violencia ejercida contra los cristianos. Elena Valenciano, ministra de Exteriores de España, inmersa en la Alianza de Civilizaciones, recomienda no viajar a El Cairo y Alejandría.

Decreto de la Junta Militar Egipcia

La junta militar comienza a hablar de la necesidad de reformar la legalización de los templos cristianos; pero, los Hermanos Musulmanes comunican que aunque las exigencias coptas son legítimas, no es el momento oportuno de su reivindicación con el país sumido en la inestabilidad. Algunos musulmanes radicales acusan a los coptos de querer entorpecer la revolución y apoyar a Mubarak, mientras el grupo palestino Hamas los acusa de recibir dinero de Israel para desestabilizar la región. Pero, en estos momentos resulta evidente la alianza entre Hermanos Musulmanes, de fuerte infiltración en el Ejército, y los salafistas para oprimir a los cristianos egipcios.

En un intento de controlar la situación ante la presión de las organizaciones islamistas radicales que sueñan con implantar sus particulares dictaduras, la Junta Militar egipcia ha emitido un decreto ley contra la discriminación religiosa, sexual y racial. El decreto, promulgado por el mariscal Mohamed Husein Tantaui, presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, ha sido difundido hace unas horas por la agencia Mena, propiedad del estado egipcio.

El texto del decreto ley advierte de un especial castigo contra quienes tengan una conducta que vulnere el principio de igualdad de oportunidades, justicia social y alteración de la estabilidad, y que comportará penas de cárcel y multas de entre 5.000 y 8.300 dólares a todo aquel que lleve a cabo acciones que generen discriminación contra un grupo debido a su sexo, raza, religión o lengua.

Si el que discrimina a los ciudadanos en virtud de su religión, sexo o raza fuera un funcionario público, éste será penalizado con al menos tres meses de cárcel y el pago de multas de entre 8.300 y 16.700 dólares.

El Cairo, barrio de Mokattam, casa de cristiano copto asaltada por las milicias salafistas

La presión a la comunidad cristiana no distingue entre ricos y pobres, editores, intelectuales o personas de barrio atisban con miedo y preocupación el futuro de la comunidad cristiana en el nuevo Egipto. Las amenazas son para todos los cristianos, especialmente en las zonas rurales. En las grandes urbes, la esperanza está en que las nuevas generaciones mantengan el espíritu conciliador y de igualdad promovido por la primavera de la plaza Tahrir. Pero, a cada nueva matanza esta esperanza decrece hasta hacerse invisible.
Leer más...

24/9/11

Ateos, librepensadores, laicistas, redes estrambóticas y otros provocadores (y II)

Tras la violencia ejercida por los anti Papa, el presidente de la Unión de Ateos y Librepensadores, Albert Riba, subrayó el “gran éxito” de la manifestación. En ese ejercicio de tirar la piedra y esconder la mano, aseguraba que los disturbios en la Puerta del Sol ocurrieron “después de la marcha y no tienen nada que ver con ella”. “Eran indignados que querían acampar en la plaza y aprovecharon la situación”, manifestó Riba en declaraciones a Servimedia.

“Es una ignorante y una cínica”, expresó Riba en respuesta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que tildó la acción de “acto antipapa”. Incidió en que “Era una manifestación contra ella, su Gobierno, y contra el Gobierno central y el Ayuntamiento de Madrid, por ayudar con fondos públicos y ceder escuelas públicas a esta jornadas del Papa”. Olvidaba, sin duda, el ateo Albert Riba que, sin embargo, los carteles que más se mostraron iban contra Benedicto XVI y que fueron ellos quienes trataron de provocar a los peregrinos católicos profiriendo toda suerte de insultos y quienes derivaron su exacerbación hacia la agresión pura y dura.

El presidente de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL), Luis Vega; el responsable de Europa Laica, Francisco Delgado, y el responsable de Redes Cristianas, el sacerdote Evaristo Villar, presentan a los medios de comunicación el cartel de la manifestación contra el Papa. Minutos de efímera gloria.

¿Éxito de la marcha atea? ¿Éxito de asistencia? ¿Éxito por estar subvencionados hasta las cejas? ¿Éxito por provocar a peregrinos y a la policía? ¿Éxito por mearse en las botas de los policías? ¿Éxito por acosar y agredir a una peregrina en silla de ruedas? ¿Éxito por salir en todos los medios de comunicación mostrando su verdadera faz de librepensadores totalitarios? ¿Éxito por mostrarnos su odio, ineducación e intolerancia frente a la alegría, la educación y el respeto de unos peregrinos que estaban favor de la libertad de expresión y por la convivencia civil?


Mención aparte

La troika convocante estaba perfectamente delimitada, pero mención aparte merece uno de ellos, el teólogo y sacerdote Evaristo Villar, de Redes Cristianas, quien al día siguiente de la manifestación antipapa, declaraba: “Era incontrolable, se veía venir” y afirmaba que los enfrentamientos ocurridos al término de la manifestación contra la visita del Papa fueron consecuencia de la mala planificación de las fuerzas de seguridad. Para Evaristo Villar, como buen izquierdista, la culpa siempre la tienen los demás. Ignora el “laicismo agresivo” y acusa a la Iglesia de ignorar la diversidad ideológica-religiosa. Incide en la repercusión sociopolítica de la visita para acabar reconociendo la “resonancia intraeclesial que indudablemente va a tener en la Iglesia española”.

Al mostrar su contrariedad por la visita, Villar dice partir de “datos oficiales” de la JMJ que cifraban su coste en 50 millones de euros. Pero, fundamentalmente, se basa en las elucubraciones del diario Público (11.01.2011) sobre las aportaciones del gobierno, de la Comunidad Autónoma y del Ayuntamiento de Madrid que cifraba entre 20 y 25 millones. Para este sacerdote, al ser el evento un “acontecimiento de excepcional interés público” para Hacienda, “la presencia del Papa ofrece un perfil marcadamente económico”. Denuncia que el Ayuntamiento de Madrid incluyera en su programa cultural “veranos de la Villa” a la JMJ. Asocia “las veleidades religiosas” a un matrimonio de conveniencia con los grandes empresarios y los dueños del capital, al, oscuro submundo de capitales “frecuentemente asociados a la explotación y empobrecimiento de los pueblos del Tercer Mundo y actualmente tan estrechamente vinculados al origen y salida de la crisis económica”. Pide a los ricos que se pasen por la ventanilla de la Hacienda Pública y exige cuentas a los políticos de “los poderosos motivos en que apoyan ese uso, abiertamente partidista, de los dineros y recursos públicos”. Interesadamente, elude Villar la autofinanciación de la Jornada.

Olvida Villar que el presidente de la Federación Española de Agencias de Viajes, Rafael Gallego, en un primer momento, calculó en más de 180 millones de euros los ingresos directos entre los días 16 y 21 de agosto, si bien en un cálculo posterior ya se superaban los 200 millones de euros. La experiencia nos muestra el valor añadido para España, para todas las poblaciones donde se alojaron peregrinos, de convertirse en centros de atractivo turístico al ser seguida la JMJ por la mayoría de las televisiones del mundo y durante un tiempo extraordinario.

Sin embargo, en su artificio ideológico mezcla dos citas evangélicas: “no se puede servir a la vez a Dios y al dinero” (Mt 2, 24), ni se debe llevar “faltriquera ni alforja para el camino” (Lc 10,4). Y lo remata con la incómoda mirada de los parados, “que ven limitarse día a día sus derechos a la salud, a la educación, a la vivienda, al pequeño Estado de Bienestar antes logrado y ahora lejos de su alcance por esa crisis que ellos y ellas no han provocado. Y no creo que desde este escenario se les pueda aportar alguna respuesta, alguna esperanza”.

Quizás, para el teólogo Villar, ¿esa esperanza se podría encontrar en la manifestación atea con la presencia de miembros de algunos de los 61 grupos satánicos existentes en España, en cualquiera de sus versiones ofitas, cainitas, luciferianos o patorinos? O ¿con la presencia de aquellos que esperan visionar al diablo en forma incuba o súcuba?

Evaristo Villar, de redes cristianas, todo un clásico de la protesta antieclesial

Evaristo Villar, de 68 años, es un clásico en la protesta antieclesial. Expulsado de los claretianos junto a otros tres religiosos, fueron acogidos por incardinación en Sâo Félix, la diócesis del obispo Casaldáliga, claretiano que vive pobre entre los pobres, sin que ninguno de ellos marchara a Brasil. Villar, siendo Claretiano colaboró en la revista Misión Abierta para poner su teología al servicio del materialismo histórico y del Código Da Vinci y otras sandeces. Miembro del Foro de Curas de Madrid (él, Emilio Rodríguez y Rafael Rojo). Dirige las revistas Éxodo, del Centro Evangelio y Liberación, y Utopía, de Cristianos de Base. Se dirigió al Fiscal General del Estado para que estuviera al tanto de si el Santo Padre hacía alguna manifestación perseguible según las leyes españolas. Alma de unas Redes Cristianas que resultan más anticlericales que Público, La Sexta y El País juntos, y que se dedican a exorcizar obispos y dirigentes de la Iglesia. Sin duda, la función de una red es la de enredar para que caiga en ella la mayor cantidad de gente. De verdad, que no lo consiguen.

Sostiene Villar que la implicación política de la JMJ afecta al resto de la ciudadanía y crea confusión, porque la Iglesia Católica “aún conserva una presencia pública suficientemente importante en la sociedad española”. De ahí que “su visita esté siendo contestada por amplios sectores de la sociedad –también católicos- no solo por sus planteamientos religiosos y políticos –que son suficientemente conocidos-, sino, y sobre todo, por el estatus particular que mantiene en España la Iglesia católica de la que el Papa es, en última instancia, máximo representante. Porque para estos ambientes críticos y más seculares la Iglesia católica en España, con los privilegios sociales y políticos que aún acumula, está siendo uno de los mayores obstáculos para la consecución de la igualdad jurídica de toda la ciudadanía y la implantación del Estado laico decidido mayoritariamente por la sociedad española hace más de treinta años”.

Anda algo confundido Evaristo Villar, puesto que en España nadie ha implantado un Estado laico. Pero, el teólogo insiste: “Y decir laico aquí y ahora no es decir principalmente –salvo raras excepciones- arreligioso o antirreligioso, sino defender ese espacio jurídico neutro en el que caben las creencias y las no creencias, las ideologías y las religiones que colaboran honestamente al proceso de humanización de la gente. Un espacio estatal de todas y todos, inclusivo, sin someter su autonomía a ninguna institución particular o privada. Y muchos estamos convencidos de que esto no será posible mientras algunas instituciones, singularmente la Iglesia católica, mantengan sus actuales privilegios en cuestiones de financiación, enseñanza, fuerzas armadas, etc.”

La violencia de la marcha atea evidenció la ausencia de ese espacio jurídico neutro, puesto que los radicales azuzaban y los creyentes recibían toda suerte de insultos y ataques. Hecho que debería espabilar a este teólogo de la gauche divine, que sólo quiere escuchar de la Iglesia la denuncia unilateral del Concordato “origen de unos privilegios que causan discriminación jurídica y política entre la ciudadanía y privan a la misma Iglesia de la libertad y la capacidad profética necesarias para anunciar con frescura al Jesús del evangelio”. Evaristo Villar, ignora u olvida, que las demás confesiones religiosas, y entidades de todo tipo, establecen sus propios Acuerdos con el gobierno español y que son favorecidas por éste de forma harto desproporcionada a su implantación.

Antes de la JMJ, Evaristo Villar presuponía que el discurso religioso del Papa no tendría contenido evangélico ni mención a las diversas sensibilidades que actualmente existen en la Iglesia española y que todo quedará reducido “a un grupito más o menos nutrido de actores, bien organizados y sumisos a la jerarquía, algunos rozando, sin duda, el integrismo doctrinal y cultivando una espiritualidad intimista y desencarnada”. Y que el escenario no buscará “la humilde sencillez del Reino de Dios”. Ve en las visitas del Papa a España motivos ocultos, e intentos de “recatolización de lo privado”, “alguna suerte de nueva “recatolización del mundo Occidental”, secularizado y descreído, a partir de las y los católicos españoles”. Teme el “mensaje recatolizador” del Papa, con la familia y la escuela como lugares centrales” y a su lucha contracorriente que razona así: “Lo que, frente al proyecto ilustrado, científico y tecnológico que ha ido desmitologizando todo el proceso religioso y separando pacientemente entre razón y creencia, nos llevaría a preguntar si no estaríamos caminando abiertamente hacia un neoconservadurismo peligrosamente asociado a los fundamentalismos ya existentes”.

Evaristo Villar no atina a ver los fundamentalistas a los que se encuentra asociado. La imagen habla por sí misma

El indignado Evaristo Villar, disidente dentro de “la otra Iglesia”, y que se inscribe dentro del pensamiento correcto y único al uso, en su reniego, se alía con cuantos rezuman odio hacia la Iglesia Católica para elaborar su verdad irrebatible. Un conjunto de personas que se revisten de omnisciencia y utilizan un lenguaje críptico para, sin llamar a las cosas por su nombre, nos describen su pensamiento al elaborar un catecismo a base de dictámenes de ciencia difusa y consignas ideológicas. Una cosmovisión que les convierte en teólogos de la nueva religión, cuyos mantras son presentados como verdad científica que deben deglutir, con su toquecito satánico, la feligresía atea y laicista.

La nueva feligresía

Una feligresía que se jacta del término "laico” y lo utiliza como arma arrojadiza contra la Iglesia Católica, tal vez, ignorando que, etimológicamente, "laicus" es el seglar que no goza de fuero eclesiástico. Por tanto, con independencia de su religiosidad o no, "laico" es cualquier ciudadano -católico, judío, islámico, masón, agnóstico, ateo, etc.-que no tenga órdenes clericales.

Los laicistas y ateos utilizan, sin ningún reparo, todos aquellos medios del sistema para crear el clima hostil contra la Iglesia Católica, cuya universalidad les supera y desquicia. Desde hace tiempo, en las radios y medios que controla el Gobierno se ha presentado la Jornada como un problema, se ha dado voz a cualquiera que se declarara anticatólico, y se ha contado con los tertulianos al servicio del régimen para mantener encendida la hostilidad en toda la campaña anti Papa. Maruja Torres o Almudena Grandes desde las páginas de El País o Antonio Gala desde las de El Mundo no han escatimado esfuerzos en ello. El ateo Leo Bassi realizando consagraciones de condones en Valladolid y un largo etcétera.

Todos hemos visto las imágenes de esos energúmenos anti demócratas a quienes sus gritos de “ignorantes, ignorantes” dirigidos contra los peregrinos, se les vuelven contra ellos. Mal camino y pésima estrategia de unos individuos que deben su existencia a la idea de Dios, sin él ellos no son absolutamente nadie y pierden su razón de ser.

Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, habla de “marcha pacífica”. En la red, los ateos hablan de escalofriantes vídeos y acusan a la policía de “matones chulescos” y de vestir el uniforme como coartada perfecta para desahogar su violencia. Piden reeducación para los policías, “que tienen serrín en el cráneo”, “que van en manada como perros rabiosos y pegan adolescentes”, “que defienden a los partidarios de la JMJ para recibir indulgencias por sus fechorías”. Para Luís Vegas, presidente de AMAL, la investigación policial es sólo “una tapadera que no va a ningún sitio”, “se trata de un lavado de imagen en tiempos preelectorales" y denuncia a la Delegación de Gobierno "por desatención y por actuación premeditada de ruptura de la manifestación".

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid confirmaron la apertura de una "información reservada para determinar si se ha producido algún abuso o uso de fuerza inadecuado" por parte de los efectivos policiales, en cuyo caso se apostaría por "corregir disciplinariamente" a los autores. Recordemos que, a las diez y media de la noche en la Plaza de Santa Cruz, bastantes manifestantes arrojaron objetos contra la policía y que la sola llegada de unas decenas de antidisturbios disolvió parcialmente la marcha, y puso a muchos manifestantes en desbandada mientras los policías aún se colocaban cascos y escudos. Según el SAMUR, los incidentes se saldaron con once heridos, tres de ellos policías, y ocho arrestados que se acogieron a su derecho a no declarar ante la policía y que fueron puestos al día siguiente a disposición judicial acusados de atentado contra agente de la autoridad o de desórdenes públicos. Para el portavoz del gobierno, los altercados los causó “una minoría”.

La Policia al final tuvo que responder a las sistemáticas agresiones de los provocadores integrados en la marcha atea

En opinión de los portavoces del SUP y CEP, los altercados eran "más que previsibles" por permitir el Gobierno que la manifestación discurriera por el Kilómetro Cero. La Unión Federal de la Policía (UFP) ha solicitado la destitución de la delegada en Madrid, Dolores Carrión, como máxima responsable de coordinar a los cuerpos de seguridad de la Comunidad de Madrid. Estos sindicatos han defendido la actuación de los agentes 'antidisturbios' durante los enfrentamientos registrados en la Puerta del Sol entre la policía y los asistentes a la marcha laicista.

Luís Vegas, presidente de AMAL, arremete contra el Defensor del Menor porque "Sus palabras creo que son denunciables judicialmente. No se puede ser Defensor del Menor sólo para una parte". Amenaza con “una gran concentración en Sol”. Todo porque el Defensor del Menor, Arturo Canalda, abrió una investigación de oficio para esclarecer si durante la marcha laica autorizada del miércoles se produjeron delitos de amenazas, coacciones y violencia contra los participantes menores de edad en la JMJ. Posibles delitos que se reprodujeron en la concentración no autorizada del jueves 18 de agosto.

Y, por supuesto, no podían faltar aquellos que se apuntan a cualquier bombardeo con tal de salir, como sea, en los medios. Así, no podía faltar Izquierda Unida que, en su búsqueda desesperada de minutos de gloria, acusó a la Delegada del Gobierno de no saber “prever las posibles consecuencias” y de estar “injustificada la carga en la Puerta del Sol”. Pero esta coalición de izquierdas calla como un muerto antes las agresiones sufridas por las peregrinas de la JMJ. Ni una denuncia. Siempre hablando de derechos abstractos y niegan los derechos concretos a las personas, en este caso a los peregrinos. Hace tiempo que se les ha visto el plumero.

¿Cuántos centros al servicio de la sociedad tienen, por ejemplo, CCOO, UGT, USTEC, IAC, PSOE, IU, PTE-ORT, POSI, PCE, PCE (m-l), o los indignados? ¿Cuántos comedores sociales, hospitales, geriátricos y centros de ayuda a marginados?

Valoración ante la intolerancia

El portavoz de la Conferencia Episcopal (CE), Juan Antonio Martínez Camino, en declaraciones a RNE, calificaba de "lamentables" incidentes que “no van a aguar" la Jornada Mundial de la Juventud.

El Papa peregrino en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011

Reproduzco las palabras del Arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo, que, ante la marcha atea, delimitaba muy bien quiénes eran los intolerantes y quienes los tolerantes.
“Supongo que los convocantes de esta marcha de protesta "contra el uso de fondos públicos durante la visita del Papa" son gente honrada que paga honradamente sus impuestos. Supongo que tienen todo el derecho del mundo a velar porque el gestor de esos impuestos, dígase el gobierno de la nación o los gobiernos autonómicos y locales, cumpla su función con sabiduría política, con justicia, lejos de toda forma de apropiación indebida o de malversación.
Supongo que se trata de gente respetuosa con los derechos de todos y que no reclama para sí misma lo que no está dispuesta a dar a los demás. Todo esto lo supongo, aunque también puede darse que suponga mal.
Estos supuestos contribuyentes parece que se han arrogado el derecho de administrar "los impuestos de toda la ciudadanía", como si esos impuestos fuesen patrimonio de las "organizaciones convocantes", como si los millones de cristianos que los pagan religiosamente no fuesen ciudadanos, y hubiesen de quedar, por cristianos, fuera de los beneficios que revierten en el contribuyente.
Mi impresión, queridos, es que vuestra protesta por lo de los impuestos no es más que un pretexto para que, aprovechando el tirón que necesariamente tiene en los medios de comunicación una Jornada Mundial de la Juventud, se hable también de vosotros. Todos lo comprendemos. Aunque engañar no sea honesto, intentar sacar provecho de los acontecimientos es seguramente legítimo. Os deseo éxito.
Una última cosa, la más importante: si un día necesitáis un pan que el Estado con los impuestos de la ciudadanía no os permita ganar dignamente, no tengáis reparo en llamar a las puertas de la Iglesia. A sus hijos, después de pagar impuestos, les queda siempre corazón para compartir lo que hay con quien no tiene nada, y no os preguntarán dónde estabais el 17 de agosto de 2011. Feliz manifestación.”

Aportaré una palabras de la periodista y escritora Oriana Fallacci, aquella enviada especial que acudía a tantos frentes de guerra, que entrevistaba a los grandes personajes contemporáneos, y que arremetía contra el islam por amenazar los valores de un occidente, servil y con patológico odio a sí mismo, y que, al final de su vida, declaraba al The Wall Street Journal: “Me siento menos sola cuando leo los libros de Ratzinger. Soy atea, y si una atea y el Papa piensan lo mismo, es que tiene que haber algo cierto. ¡Es así de simple! Tiene que haber alguna verdad humana aquí más allá de la religión”

Cuando, hace unos meses, Benedicto XVI se dirigió a los jóvenes para decirles: "la iglesia cuenta con vosotros. Necesita vuestra fe viva, vuestra caridad creativa y el dinamismo de vuestra esperanza", los jóvenes, en el Madrid de la JMJ 2011, le dieron su respuesta con palabras de San Pablo: “Arraigados y edificados en Cristo, ¡Firmes en la fe!”. Esta respuesta, quizás, es aquella verdad humana.
Leer más...

20/9/11

Ateos, librepensadores, laicistas, redes estrambóticas y otros provocadores (I)

No ha pasado ni un mes desde las manifestaciones contra la visita del Papa y buena parte de los manifestantes han recibido, vía BOE y vía bajo cuerda, suculentas subvenciones de las arcas del Estado como pago a sus servicios. Estas acciones anticatólicas son la plasmación de la política de tierra quemada de José Luís Rodríguez Zapatero, y de esa parte de la izquierda subvencionada hasta las cejas, que comporta sicarios a sueldo, que actúan con patente de corso, para que minen el terreno en todas las direcciones, dígase huelga del metro, dígase disturbios en Sol.

Los semblantes y los gestos de los provocadores, que campan a sus anchas, lo dicen todo

En los meses anteriores a la visita ya se habían llevado otro buen pico. En el día previsto por la superioridad, el 17 de agosto de 2011, un combinado variopinto de siglas de abortistas, anticapitalistas, ateos, ateneístas, comunistas, feministas, homosexuales y lesbianas, laicistas, masones, redes cristianas, republicanos y algunos sindicatos marcharon de manifestación contra el papa. A este entramado se les unirían diversos grupos satánicos. El 13 de mayo de 2011, Madrid ya había padecido otra marcha atea. En ambas ocasiones, la manifestación fue claramente anticatólica, con una especial fijación hacia el Dios de los cristianos y las instituciones católicas.


Una política gubernamental que ha conducido, en estos días, al intento de quemar otra Iglesia en Madrid y van… También, a acciones de estragos y daños, por las que la Audiencia Nacional decretó, el 17 de septiembre de 2011, el ingreso en prisión para una persona que, integrada en grupo terrorista, se dedicaba a la colocación de artefactos explosivos de fabricación casera con riesgo para las personas en iglesias y otros edificios de Madrid.

En un comunicado firmado por Europa Laica, Redes Cristianas y la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) alertaban de una conspiración de la Iglesia Católica con las instituciones públicas y decían "Denunciamos que ha podido existir un plan coordinado entre la jerarquía de la iglesia católica, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento (de Madrid) y de la Delegación del Gobierno para conseguir disminuir el éxito de participación masiva de la manifestación laica, desviando la atención hacia incidentes que se pudieron provocar premeditadamente".

Los organizadores amenazaron con presentar querellas contra la Comunidad de Madrid y el Gobierno Central, por el uso inapropiado de fondos y servicios públicos en la visita de Benedicto XVI. Y advertían a la fiscalía, para que vigilase si las intervenciones de la jerarquía católica o las actividades organizadas por la JMJC pudieran ser constitutivas de delito.

En su intento de conseguir apoyo, llevaron su manifiesto a asambleas y grupos de trabajo del 15-M para que se unieran a los actos contra el Papa. Dijeron que tenían apoyo de 150 entidades y trataron de reunir 5.000 manifestantes, sin conseguirlo. Pero, a 16 de agosto de 2011, sólo relacionaban 102 plataformas y colectivos, sin importarles que las entidades y asociaciones aparecieran con diferentes nombres para dar mayor sensación de respaldo ciudadano.

No hace falta insistir más en ello, para que lo puedan comprobar, sólo hace falta relacionarlas: “ABLESGAY-Albacete; Acción Educativa (MRPS de Madrid); ACSUR - Las Segovias – Madrid; Agrupación Ateneísta Juan Negrín de Madrid; Albacete Laico-Europa Laica; Alicante Laico-Europa Laica; Alternativa Laica de Toledo; AMESDE (Asociación para la Memoria Social y Democrática); Andalucía Laica-Europa Laica; Área de juventud de Izquierda Unida; Asamblea de Movimientos Sociales del FSM de Madrid; Asamblea de Mujeres de Bizkaia; Asamblea Feminista de Madrid; Asamblea Popular de Prosperidad (Madrid); Asamblea Popular de Moratalaz del Movimiento 15 M. Madrid; Asociación “No nos resignamos”; Asociación Ateos y Republicanos; Asociación Colectivo Infancia; Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales; Asociación de Descendientes del Exilio español; Asociación de Transexuales de Andalucía (A.T.A.); Asociación de Redondela polos Dereitos Humáns; Asociación Diversitat LGTBI, de Alicante; Asociación Laica de Rivas-Vaciamadrid; Asociación Laica y Republicana del Condado de Jaén; AMAL (Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores); Asturias Laica-Europa Laica; Attac Catalunya-Galicia-Aragón; Ateneo de Izquierdas de Aranjuez; Ateos de Albacete; Ateos en Acción; Ateus de Catalunya; AVALL (Asociación Valenciana de Ateos y Librepensadores); Católicas por el derecho a decidir; CAUM (Club de Amigos de la Unesco de Madrid); Círculo Poético Republicano de Burgos; Ciudad de Mujeres; Ciudadanos por la República de Cuenca; COGAM – (Colectivo LGTB de Madrid); Col•lectiu Republicà del Baix Llobregat; Colectivo Feminista “Las Garbancitas; Colectivo Harimaguada de Canarias; Colectivo Republicano Antonio Machado de Segovia; Colectivo Republicano de Redondela; Colectivo San Blas – Madrid; Comité Oscar Romero de Madrid; Confederación Intersindical (STES-i); Córdoba Laica-Andalucía Laica; Cristianos por el Socialismo; Cuenca Laica; Cullera Laica; Democracia, Ciudadanía y República (Asturias); Ecologistas en Acción – Madrid; Ecologistas en Acción de Ciudad Real; En Lucha; Escuela Laica de Valladolid; Europa Laica; Extremadura Entiende; Extremadura Laica-Europa Laica; FELGTB (Fed. Estatal de lesbianas, gays, trans y bisexuales); Foro Social de Madrid; Fundación Ferrer i Guardia- Catalunya; Fundación María Deraismes; Girasol (Fed. Coordinadora de Asociaciones LGTB del Sur); Granada Laica-Andalucía Laica; Grupo de Estudios Comp. Euroafricanos y Eurolatinoamericanos; Grupo Fediversa-Asociación LGBTI Algarabía; IAC (Intersindical Alternativa de Catalunya); Iglesia de Base de Madrid; Iniciativa Atea; Izquierda Anticapitalista; Izquierda Republicana; Izquierda Unida Federal; Jaén Laico-Andalucía laica; Libre Pensée (Francia); Logia Mozart del Gran Oriente de Francia; Lliga per la Laïcitat, Catalunya; Madrid Laico-Europa Laica; Málaga Laica-Andalucía Laica; MHUEL - Aragón (Movimiento hacia un estado laico); Movimiento Laico y Progresista; MUP-Republicanos; Observatorio de la Laicidad; Partido Comunista de España; Partido Comunista de España (marxista-leninista); Partido de los Trabajadores de España (PTE-ORT); Partido Obrero Socialista Internacional. (POSI); Plataforma Aranjuez Laica; Plataforma de Ciudadanos por la República; Plataforma Torrejón 15M; Red de Red-Otro mundo es posible; Red Laica por la Igualdad y la Diversidad; Red Roja; Redes Cristianas; RQTR. Universidad Complutense de Madrid; Sevilla Laica-Andalucía Laica; Transexualidad–Euskadi; Unidad Cívica por la República; Unión de Ateos y Librepensadores de España; Unión de Juventudes Comunistas de España; Unión Republicana Federalista-Madrid; USTEC•STEs–Catalunya”.

Crónica de una violencia anunciada

Europa Laica convocaba, para las 19 horas del 1 de agosto de 2011, en la Cafetería del Ateneo de Madrid, una reunión de trabajo y coordinación de los representantes de las organizaciones convocantes. Y amenazaban con que Movimientos sociales de Madrid iban a recibir al Papa como se merece. Para la noche del sábado día 13 de agosto se organizó, en Rivas-Vaciamadrid, un Concierto de disfraces "Cuentos de toda la vida". Se coordinó la presentación, en varios ayuntamientos, de Mociones contra la vista del Papa. El Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, presidido por IU, dispone, entre otras, de una oficina para la Apostasía.

Otros colectivos, facilitaban una fotografía de Benedicto XVI y añadían: “Imprime esta imagen y acércate a la catedral, iglesia o ermita más cercana. Graba en vídeo o fotografíate rompiéndole la cara y gritando bien alto el motivo. Puedes enviar el resultado por mail a cuerposfeministaslaicos@gmail.com para que, antes del 16 de agosto, hagamos un montaje de recibimiento con vuestros saludos.”

La policia tuvo que habilitar un pasillo de salida para los peregrinos atacados en Sol

En las páginas del diario El Mundo, Fernando Lázaro, un testigo directo, titulaba su crónica como Cacería contra el peregrino en Sol. Describe el ambiente festivo que había desde Cibeles hasta Sol, con el kilómetro 0 repleto de peregrinos-turistas. Madrid era peregrino y multicolor –nos dirá. En Tirso de Molina, de donde arrancaba la manifestación laicista y anti Papa, se vieron anti peregrinos.

La lamentable agresión en Lavapiés y Sol se contrarrestó en Tirso de Molina por una treintena de católicos que no retrocedieron ni un paso a pesar del empuje de más de doscientos indignados, que acabaron retrocediendo mientras lanzaban piedras, adoquines y botellas a los peregrinos hasta la llegada de las UIP de la Policía Nacional.

A la cabecera de la manifestación la acompañaba una veintena de agentes de la Unidades de Intervención Policial. En el cruce de Carretas con la Puerta del Sol, un leve cordón policial tenía preparado un pasillo de anchura suficiente para el paso de los manifestantes para que no se produjeran incidentes. Pero, los manifestantes radicalizaban su protesta y sus increpaciones a los peregrinos, al tiempo que trataban de ganar metros en sus intentos de tomar la plaza y llegar al cuerpo a cuerpo con los peregrinos, que se limitaban a dar vivas al Papa. El tono adquirió un mayor carácter amenazador. Fuera de sí, las caras de los radicales anti Papa estaban completamente desencajadas, con los ojos inyectados en sangre y sus venas dilatadas en demasía para gritar a un centenar de jóvenes de la JMJ, con una media de edad de 18 años, en su mayoría italianos, belgas, australianos, franceses, italianos, egipcios…, y que no ocupaban en absoluto la zona por la que tenía que transitar la marcha laicista.

Unos quinientos energúmenos, que representaban más de un tercio del total de manifestantes, dominaron la marcha con su visceralidad y con la violencia e intensidad de sus ataques. Ante la pasividad policial, bordearon el cordón policial por los lados y acabaron rodeando a los pequeños grupos de peregrinos. Peregrinos y periodistas sufrieron empujones, acoso, gritos, insultos, patadas y hostigamiento de todo tipo. Las agresiones a los peregrinos fueron por este orden: australianos, franceses, italianos y egipcios. Todo les estaba permitido en sus maniobras por desalojar la plaza de peregrinos. “Esta es nuestra plaza” -gritaban los indignados.

Otros centenares de provocadores se lanzaron a controlar las puertas del Metro para arremeter contra las decenas de jóvenes peregrinos que salían del suburbano para dirigirse a cenar por aquella zona. Las mochilas naranjas, los crucifijos y hasta los alzacuellos eran una «provocación» para esos indignados. Escenas dantescas con insultos, coacciones (gritos a la cara a menos de 15 centímetros), escupitajos y amenazas con la intención de sembrar el pánico especialmente entre las mujeres peregrinas.

Los informes del Ministerio del Interior avisaban del riesgo de que la manifestación pasara por esa zona, por la “importante infiltración de radicales” entre los laicistas. Aún así, la Policía tenía órdenes de no intervenir. La Puerta del Sol volvió a ser el punto caliente.

Con excesiva tardanza y contraviniendo las órdenes de la Delegada de Gobierno, Dolores Carrión, la Policía abrió un pasillo para que los peregrinos pudieran salir de la Puerta del Sol. Dueños ya del kilómetro 0, los indignados se crecieron. Un conocido indignado radical, con numerosos antecedentes, dio el pistoletazo de salida a los incidentes lanzando una botella contra los agentes, se sucedieron los lanzamientos, empujones y agresiones hasta que la Policía cargó. Madrid era hasta ese momento una ciudad donde cabían todos los pensamientos. En Sol, con los indignados radicales eso se acabó.

Los provocadores escogían pequeños grupos de peregrinos para acosarlos con mayor facilidad

En su crónica, el diario El Mundo relataba: "Vi mucho pánico en los ojos de los peregrinos y vi a muchas, digo bien, a muchas que al ver el espectáculo rompieron a llorar de puro miedo". Los violentos persiguieron a peregrinos por la Gran Vía sometiéndoles a toda suerte de golpes e insultos.

La ejemplaridad del silencio y del sufrimiento de los peregrinos ante las provocaciones fue transmitida a todo el mundo. El ideal de los peregrinos fue mantenido con coraje, perseverancia, resolución de enfrentar y vencer todos los obstáculos gracias a su fe. La gran marea de jóvenes peregrinos no los transformó en ningún momento en una masa violenta, porque su objetivo no era la confrontación sino el anuncio del Evangelio.

Quienes sí buscaron la confrontación fue un sector importante de los manifestantes. He recopilado algunas de las consignas y gritos de los radicales:
«Esta es nuestra plaza»
"Esta mochila la he pagado yo"
«Fuera, fuera; menos rezar y más follar».
“Rómpele la cara al Papa”
“Arderéis como en el 36"
“Os vamos a quemar como en el 36”
“Es que nos están provocando”, “es que están rezando”
“Porque están aquí, porque existen, porque les vamos a prender fuego otra vez, como en el 36».
«Pederastas», «nazis» e «hijos de puta»
“No con mis impuestos”
“El que quiera religión que se lo pague”
“Ignorantes, ignorantes”

Durante el multitudinario Vía Crucis buena parte del patrimonio escultórico español desfiló por las calles de Madrid, donde los provocadores hicieron conatos de atacar algunos pasos procesionales, si bien el dispositivo policial fue suficiente para impedirlo. Esa estrategia de la tensión se mostró, también, en el intento de boicoteo y alteración de un concierto que se celebraba con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Muestras continuas de la falta de respeto a la libertad religiosa y de expresión por parte del ateísmo militante.

Emulando al nazismo, los organizadores de la marcha bajo el lema “De mis impuestos al Papa cero, un estado laico” acusaron a los peregrinos de los insultos y agresiones que ellos profirieron y cometieron, criticaron la inseguridad que dicen sufrieron por la falta de previsión de la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, y pidieron su dimisión por "las trabas y las cargas contra los manifestantes autorizados legalmente, mientras los jóvenes “contra manifestantes” gozaban de total impunidad, permitiendo el acoso a los ciudadanos que se manifestaban". Sin duda, los organizadores olvidando su ferocidad, creyéndose sus mentiras, condenan "que desde posiciones fundamentalistas y antidemocráticas de algunos políticos, algunos jerarcas religiosos y algunos medios de comunicación se descalifique a los laicistas y a la manifestación democráticamente convocada y autorizada".

En su manipulación propagandista, acusaron al papa Benedicto XVI porque "no deja de denunciar, en ocasiones con violencia verbal, principios democráticos y libertades cívicas, incluso llamando a la radicalización fundamentalista de sus fieles seguidores", una supuesta actitud que estas organizaciones han denunciado ante la Fiscalía. Con su habitual cinismo advierten que, tras revisar diferentes grabaciones y declaraciones, tomarán "las medidas políticas y jurídicas que se estimen adecuadas" contra los peregrinos y contra la intervención de la Policía Nacional.

Las agresiones sufridas por los católicos en el desarrollo de la JMJ no han sido sucesos aislados, si no que constituyen un hecho, grave y preocupante, que se inscribe en una estrategia de acoso y derribo, con todas sus tácticas instrumentales, perfectamente planificada hace años y perfectamente organizada en su ejecución. Estrategia y tácticas que cuestionan los derechos de los creyentes a practicar sus creencias religiosas, tanto en lugares privados como públicos.

La libertad religiosa y la libertad de culto deberían ser analizadas, en profundidad, por el conjunto de la Iglesia Católica en España, ya que la estrategia de concesiones y de apaciguar tensiones por parte de su jerarquía no ha tenido equivalencia por parte del gobierno del PSOE de Rodríguez Zapatero y de Pérez Rubalcaba. Si no de qué se iban a producir los asaltos y profanaciones de Capillas de las Universidades, clausuras de lugares de culto, ataques a varias parroquias, agresiones verbales y físicas a católicos.
Leer más...

17/8/11

Rubalcaba y su jauría subvencionada, demagogia en estado puro

El pulso entre Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba se ha decidido a favor de este último. De acuerdo con la idea de memoria histórica zapateril se adelantaron las elecciones al 20 de noviembre, que también es el Día Internacional del Niño. Con la negativa de PNV y CiU a apoyar los Presupuestos Generales de Zapatero, con los mercados –agencias internacionales, primas de riesgos…- decididos a no soportar más la agonía de la situación, con la presión de Merkel y del resto de líderes europeos unida a la de Rubalcaba y la de la vieja guardia de Ferraz, Rodríguez Zapatero no tenía otra opción.

Con semblante serio, Rodríguez Zapatero anuncia el adelanto electoral

Ni con el anuncio de su marcha han aparecido los brotes verdes. La Bolsa en retroceso, la inacción en la crisis de la deuda y unos planes de gobierno que crean más dudas macroeconómicas por recaudar impuestos de ejercicios futuros para aplicarlos en el presente y que generaran serios problemas a empresas de todo tipo. Un país arrastra a otro a la recaída en recensión en un mercado internacional que no acaba de reaccionar a las inyecciones de liquidez masivas. Un lapsus de tiempo hasta la fecha electoral para aprobar leyes y reformas económicas que condicionen al próximo gobierno, para prorrogar presupuestos generales del Estado, para manipular datos y encuestas del CIS en la dirección de los deseos socialistas.


Coherente consigo mismo, Pérez Rubalcaba en supuesta “lucha contra la corrupción” busca apoyo entre los indignados y los encuentra en la “Zeja”, los máximos beneficiados de la escandalosa SGAE de Teddy Bautista. El candidato Rubalcaba, ahora, opina en sentido contrario a lo que votó hace tres meses en el Congreso de Diputados y radicaliza su discurso con mensajes increíbles sembrados de pura y oportunista demagogia. Ni terrorismo ni Bildu, ni una alusión al hostigamiento batasuno sobre la ciudadanía no nacionalista.

Alfredo Pérez Rubalcaba pide a los socialistas ser “ambiciosos en nuestras aspiraciones y realistas en nuestras propuestas” y manifiesta que tiene solución a todos los males del país, lástima que haya pasado siete años y medio en el gobierno de Zapatero sin aplicarlas. Hasta el mismísimo El País, ha desmontado sus “ambiciosas vaguedades” para los próximos años, al valorar el discurso y la política del Partido Socialista: “un relato creíble que hoy no existe en absoluto, pues lo que hay sólo parece un cuento narrado por un idiota, lleno de ruina y de miseria, que carece de sentido (dicho sea parafraseando a Macbeth). Y un rumbo que se perdió hace bastante tiempo, cuando la brújula socialista se rompió con la irrupción de la crisis hace ya tres años, mucho antes del desastroso naufragio del 9 de mayo del año pasado”. Y concluía El País que el discurso de Rubalcaba “sólo deja una frustrante sensación de marasmo, de navegar en círculos a la deriva, de seguir permaneciendo al pairo”.

Un ex socialista de la Federación Madrileña del PSOE, Ángel Gimeno, en su despedida de militancia señalaba que “En la peor crisis económica de los últimos cien años, en vez de afrontarla y combatirla con planteamientos críticos, se ha dedicado a desarrollar un programa económico impuesto por los mercados financieros, que ha complementado con un programa social y de cambio de nuestras costumbres calcado del Libro Blanco del Gran Oriente Francés. Esta desconexión con la realidad, unida a una navegación sin brújula, sin nadie preparado al frente del Partido y el Gobierno, conduce al PSOE sin remisión al cementerio de los partidos políticos que terminaron sin ideario, sin doctrina, sin orientación política alguna, pero sobre todo sin ninguna identidad”.

Con su divisa de Escuchar, Hacer y Explicar, Alfredo Pérez Rubalcaba nos está indicando que escuchará a todos los españoles a través de cualquier sistema de espionaje; que hará llamadas ministeriales a los periodistas para condicionar sus opiniones, que infiltrará toda suerte de organizaciones no adictas a su régimen, que manipulará la acción de la justicia y que se alegrará de las fechorías de algunos jueces y fiscales; que explicará sus políticas mediante mentiras y tergiversaciones sectarias.

Es hora de preguntarse ¿Para qué han servido estos años de socialismo? ¿Por qué no han perseguido la corrupción y estafas en las que han estado inmersos en estos años? ¿Por qué exigen sacrificios a los demás y ellos no se rebajan sueldos, ni suprimen dietas, coches oficiales, vestiditos de ministras floreros y trajes de ministros desconocidos?

A la caza del voto

La izquierda se encargó hace ocho años de desmovilizar e inmovilizar a la población a golpe de talonario y a base de descabezar el movimiento sindical o el movimiento vecinal. Lo vengo denunciando desde hace tiempo: la presente agitación es una pieza más del engranaje de la máquina que les permitirá dominar la calle para cuando se produzca el cambio de gobierno. Es insultante que quienes, durante todos estos años, silenciaron la corrupción organizada por socialistas y tripartitos, se lancen a la calle. ¿Con qué objetivo? ¿La mejora social o la caza del voto de cualquier incauto desencantado?

Desde hace meses trabajadores de la Sanidad Pública mantenemos una lucha contra los recortes sanitarios. A las concentraciones de cada miércoles en protesta por la degradación asistencial y laboral del Hospital Joan XXIII de Tarragona, que solían acabar en cortes del tráfico y de carreteras, se ha unido la lucha contra el cierre de los servicios de urgencias de algunos Centros de Atención Primaria. En un principio secundaban estas acciones más de cuatrocientos trabajadores, el pasado diez de agosto éramos cincuenta y tres.

Cartel de la Plataforma Ciudadana por la Defensa de los Derechos Públicos de Tarragona

La Plataforma Ciudadana por la Defensa de los Derechos Públicos convocó concentraciones y asambleas contra los recortes en la Sanidad Pública ante el CAP Sant Salvador, el CAP Muralles y el CAP Bonavista. Sus carteles, sin la firma de la Acampada de Tarragona, recordaban que de la crisis no se sale cerrando Servicios de Urgencias. Esta vez los carteles no añadían la firma de la Acampada de Tarragona, quienes se subrogan la representación de toda la ciudadanía.

Trabajadores del ICS y ambulancieros en huelga nos desplazamos a los barrios indicados para exponer la problemática que justificaban estas acciones de protesta. La Federación de AAVV y diversas Asociaciones de Vecinos de Tarragona hicieron acto de presencia. Unas cien personas en San Salvador, ciento y algo delante del CAP Muralles y más de ciento cincuenta ante el CAP Bonavista. En estos actos hemos oído todo tipo de críticas contra la Jefatura del Estado, contra la Generalidad de CiU, contra el PP, contra la privatización sanitaria y el cierre de los servicios de urgencias y contra la reducción del servicio de ambulancias, especialmente el nocturno, en toda Cataluña.

El día 21 de julio, ante el CAP de San Salvador el presidente de la Asociación de Vecinos del barrio leyó el manifiesto e intervinieron representantes de los trabajadores del ICS. Un espontáneo instaba a los presentes a no suscribir ningún tipo de seguro “privado”, porque es lo que quiere “el Govern”. Sin duda desconoce que cinco millones de españoles disponen de asistencia a través de Mutuas y de otros tipos de entidades cooperativas, y que liberan a la sanidad pública de prestarles atención, aunque coticen también a la Seguridad Social. Una vecina criticó el catastrofismo imperante en las intervenciones, pidió un lugar a la esperanza y no ir siempre derrotados por la vida, e indicó la necesidad de prepararse para acceder a un trabajo o para presentarse a oposiciones. Abucheada por algunos asistentes, el representante del barrio pidió respeto “para una persona que lleva décadas de lucha vecinal”. Los ambulancieros recogieron firmas de apoyo a sus reivindicaciones, mientras algunos vecinos decían “me han dicho que darían sangría”. Pero, se quedaron sin ella.

Algunos vecinos, que esperaban algo concreto contra el cierre del Servicio de Urgencias del CAP Muralles, sufrieron las abstracciones de los iluminados de turno

Ante el CAP Muralles, el día 26 de julio, se explicitó la lucha interna del movimiento vecinal. Criticada la ausencia de las asociaciones vecinales de la Parte Alta, aparecieron varios representantes de las mismas para rebatir el infundio. Un acampado, a su rollo, decía “os invito a acampar en el jardín de la delegación de Sanidad” y llamaba a ocupar casas. Otro instaba a la lucha por la lucha y a la movilización por la movilización. Un tal Pallarés, en catalán, llamaba a echar al Jefe del Estado y a la independencia. Un miembro de Democracia Real Ya le echaba la culpa de todo a la globalización e instaba a una lucha planetaria. Otro decía que la izquierda no tenía nada que ver con los cierres de Urgencias. Al final, uno de los vecinos del barrio, que había acudido con su familia, protestó porque había acudido contra el cierre del servicio de Urgencias y no para asistir a un mitin político. Al día siguiente, veintitrés vecinos asistentes me mostraron su repulsa por el desarrollo del acto y su decisión de no acudir más a estas convocatorias, a las que les había invitado.

Dos días más tarde, el 28 de julio, ante el CAP Bonavista, sí se realizaron llamadas explícitas a votar al PSC y a ICV, con mención expresa a la presencia de un concejal del PSC y a la concejala de ICV, y con petición de recordar su presencia el día de las votaciones. Una representante de los trabajadores del ICS terminaba su arenga con un “Como dijo el Che Guevara: ¡Hasta la victoria siempre!”. Otro representante del ICS echó la culpa de todo a los fachas. Y el tal Pallarés, en castellano, llamó a enviar a la Generalidad a hacer puñetas. Mayor coherencia no cabe. De nuevo, quejas contra vecinos de La Canonja y Torreforta, que no perderán sus servicios de Urgencias, y que no hicieron acto de presencia. Tuvo que ser un histórico de la lucha vecinal de Bonavista, hoy dirigente de la asociación de jubilados, quien pusiera cordura y recordara los tiempos de la primera piedra del edificio del CAP y, como ahora, en la asociación de jubilados “no existen ni izquierdas ni derechas, todos somos iguales y luchamos por las mismas cosas”. Los concejales presentes, que habían aplaudido las intervenciones anteriores, no aplaudieron la intervención del viejo luchador vecinal.

Ni una sola idea, ni un solo objetivo práctico, sólo críticas al PP y al gobierno de la Generalidad. Ni una sola crítica al gobierno de Zapatero. Ni una sola mención al vandalismo sistemático que sufre Tarragona con quema de coches y de contenedores de basura y de gamberrismo contra comercios. Ni un solo análisis de cómo se ha podido llegar a la situación en la sanidad catalana. Ni una sola exigencia de responsabilidad al ex gobierno del Tripartito, auténtico responsable de la quiebra de la Generalidad. Así pues, la lucha contra los recortes está dominada ya por el oportunismo y el sectarismo político más burdo.

La jauría subvencionada en acción

La Embajada de España ante la Santa Sede cursó una invitación oficial del Gobierno Español para visitar España con motivo de la JMJ, con intercambio de cartas, ajustes de agenda y mil detalles de seguridad. ¿Por qué ahora no quieren que venga? ¿Por qué el ministro de presidencia, Ramón Jauregui, encargado de recibir al Papa, le advierte sobre aquello que debe decir y no decir en España durante los actos de la JMJ?

Conforme algunos radicalizan el 15-M e intentan conducirlo hacia la Kale Borroka, otros se van desmarcando. Momento en el que Alfredo Pérez Rubalcaba llama a los indignados a participar en su programa electoral e IU les ofrece sitio en sus listas. Unos y otros, sin pausa alguna, tratan de ponerlo al servicio del PSOE e IU, y se dejan utilizar contra los adversarios de éstos.

Cayo Lara, en referencia a Extremadura, hace días lo dejó muy claro: “en ningún caso voy a consentir que gobierne el PP”. El candidato Alfredo Pérez Rubalcaba y su jauría subvencionada apuestan decididamente por la intransigencia. El PSOE e IU, a través de la Delegada del Gobierno, retroceden a tiempos pretéritos, con unos artificios ideológicos que están fuera del tiempo. No han podido superar la caída del Muro de Berlín y se han quedado sin referentes. Si nunca tuvieron propuesta alguna para la sociedad, hoy aún menos.

El triángulo masónico ampara los eslogans de los antipapa

Con los llamamientos de IU contra la visita del Papa, sus indignados afirman que “conseguiremos que no haya ninguna jornada”. El sectarismo de PSOE e IU, principalmente, ha hecho trizas el espíritu del movimiento 15-M, en cuyo manifiesto se decía: “Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no (…) pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social”. Para el día 17 de agosto, estos indignos indignados han convocado una manifestación en contra del Papa, un día antes de la llegada de Benedicto XVI.

Asociaciones ateas y laicas arremeten contra la JMJ y contra la visita del Papa a Madrid. La Asamblea del 15 M de Sol insta al ¡Cuélate en el Metro y por supuesto no pagues la multa! Y explican las diferentes formas de pasar los tornos del Metro sin pagar. Protestan contra los abonos del Metro de Madrid a los peregrinos e invitan al vandalismo callejero, una vez que han optado por la senda de la agitación antes que argumentar o razonar. He visto rotura de carteles que anunciaban la JMJ en las puertas de colegios de Tarragona que acogían a peregrinos de varios países.

Los ataques del ateísmo radical contra el cristianismo son, a veces, sutiles; en ocasiones, su estrategia de presión intolerante es más abierta. Primero lo caricaturizan como pensamiento equivocado, erróneo, y después, de acuerdo con la racionalidad atea, tratan de quitarle todo espacio en la vida cotidiana. Si en Europa la intolerancia laicista y atea es una cruzada académica, elitista y con poco impacto social, en España encuentra apoyo en una izquierda de militancia anticlerical, que utiliza a la Iglesia como chivo expiatorio de todos sus fracasos y que trata de crear una tensión social perfectamente detectable en la calle y en sus medios de comunicación, subvencionados desde la primera a la última palabra o imagen. Diarios como Público lleva arremetiendo contra el Papa y la visita desde hace meses, pero será Mediapro, del mismo grupo Roures, quien tendrá el negocio de la cobertura televisiva del Papa. También, el diario El País está en la cruzada atea contra el Papa y la JMJ con Tamayo, su teólogo prêt a porter, a la cabeza.

El gran argumento del ateísmo militante es que España es menos católica, si bien ocultan que la mayoría de los españoles se declaran católicos, que la mayoría de éstos tienen estudios y viven en las ciudades. Ateos y laicistas agresivos conocen que esa tendencia decreciente se rompe, sobre todo entre los jóvenes. Además, les inflama el muy alto nivel de autofinanciación de la JMJ y no quieren aceptar que Benedicto XVI, jefe espiritual católico y jefe del Estado Vaticano, tiene toda la legitimidad para que el Estado incurra en gastos indirectos –sanidad, limpieza, seguridad pública y transportes- compensados por la millonaria afluencia de peregrinos que dejará en Madrid importantes remanentes, como ya los han dejado en todas las poblaciones en las que han tenido acogida desde hace más de una semana.

Denuncian despilfarros olvidando, sin duda, que ellos están subvencionados de la cabeza a los pies. Esta izquierda anticristiana no ha protestado nunca por el altísimo coste de otras manifestaciones y acontecimientos de muy distinta naturaleza que se celebran en ciudades como Madrid, que paralizan barrios durante semanas y que dejan miles de toneladas de basura, vómitos, defecaciones, meadas, botellas rotas, jeringuillas y condones especialmente. No recuerdan que hace años existía un Festival Mundial de la Juventud patrocinado por la URSS y que se celebraba en países bajo dictaduras implacables y que desplazaba algunos miles de jóvenes, la mayoría de ellos ya jubilados. Hoy, desde su senectud son incapaces de comprender todavía que la Iglesia, separada de todo Estado, desde la persuasión y con voz colectiva puede inspirar políticas públicas y manifestar legítimamente criterios que puedan ser atendibles y conciliables con la pluralidad social. ¿Por qué no puede existir legítima colaboración entre ambas instancias?

No comprenden estos ateos y laicistas intolerantes, ni los lobbys y medios de comunicación que les dan cobertura, que los ataques contra la Iglesia constituyen un elemento cohesionador de sus fieles.
Leer más...